¿Cuál es la diferencia entre asesor inmobiliario y agente inmobiliario?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en email

Los asesores inmobiliarios y los agentes inmobiliarios desempeñan un papel importante en el mercado de la vivienda y, aunque sus funciones pueden superponerse en ocasiones, tienen diferencias importantes. Un asesor inmobiliario aconseja a los clientes sobre las actividades en el mercado de la vivienda. Sin embargo, un agente inmobiliario, se encarga de ayudar a los clientes a comprar o vender sus propiedades. Ambos roles son esenciales para comerciar en el mercado de la vivienda. Sigue leyendo para tener clara la diferencia entre asesor inmobiliario y agente inmobiliario.

Si eres relativamente nuevo en el sector inmobiliario, es probable que te hayas preguntado cuál es la diferencia entre asesor inmobiliario y agente inmobiliario y cuáles son las funciones que realiza cada uno.

Que haya diferentes figuras en el mercado inmobiliario puede resultarte confuso porque, a veces, realizan las mismas funciones, aunque, en realidad, existan claras diferencias. Comprender la diferencia entre asesor inmobiliario y agente inmobiliario puede aclararte qué tipo de profesional se adapta mejor a tus necesidades.

Diferencia entre asesor inmobiliario y agente inmobiliario

La mayor diferencia entre un agente inmobiliario y un asesor inmobiliario se reduce a las certificaciones de cada uno. Posiblemente hayas escuchado hablar de estos dos términos usados ​​indistintamente, y tal vez te preguntes cuál es la diferencia entre los dos. En pocas palabras, mientras realizan funciones similares, están sujetos a diferentes estándares.

Como hemos comentado, las dos actividades están muy relacionadas. Aunque se puedan considerar como profesiones similares porque coinciden en algunas funciones, el agente inmobiliario funciona como un ayudante para un cliente, mientras que el asesor puede considerarse un consejero especializado.

También se podría suponer que en algunos casos, un asesor inmobiliario tenga sueldos o ingresos más altos que los de un agente. En consecuencia, un agente inmobiliario es un puesto de entrada para los que comienzan a trabajar en el sector, mientras que para llegar a asesor inmobiliario es necesario desarrollarse basándose en las experiencias como agente.

Para comprender mejor qué hace cada uno, te hacemos un resumen de sus funciones dentro del mercado inmobiliario.

¿Qué es un agente inmobiliario?

Un agente inmobiliario es un profesional que asiste en la compra y venta de propiedades y que está formado para hacerlo. Los agentes inmobiliarios, como los profesionales de GoldHouse, pueden trabajar tanto con propiedades residenciales como comerciales según su especialidad. La diferencia entre un agente de compra y venta se reduce a su clientela principal: los agentes de venta trabajan con los propietarios para vender una casa, mientras que los agentes de compra ayudan a los aspirantes a propietarios a buscar propiedades. Por otro lado, los agentes de alquiler trabajan con posibles inquilinos para encontrar residencias dentro de un área determinada.

agente inmobiliario

Los agentes inmobiliarios son responsables de representar los mejores intereses de sus clientes, ya sean compradores o vendedores. Ayudarán a los compradores a encontrar la vivienda que buscan y a negociar el mejor precio. También ayudan a los vendedores a encontrar compradores y negociar el mejor precio del mercado.

Un agente inmobiliario se presenta como un mediador dentro del mercado inmobiliario. Se trata de un guía con experiencia entre el cliente y su objetivo. Existe una larga lista de tareas que los agentes inmobiliarios realizan, asegurando que los clientes obtengan los mejores resultados posibles de sus transacciones. Algunas de las funciones más importantes de un agente inmobiliario son:

  • Fijar el precio de una vivienda.
  • Marketing inmobiliario, tanto online como offline, a través de webs o anuncios.
  • Negociar ofertas cuando se reciben de un cliente o de un agente del comprador.
  • Mantener una línea de comunicación abierta con los clientes antes y durante el tiempo de una transacción.
  • Ayudar a los compradores a encontrar y comprar o vender una casa.

El asesor en bienes raíces

Con frecuencia se piensa que un asesor inmobiliario es lo mismo que un agente inmobiliario. No es un concepto erróneo, pero existen algunas diferencias. Se espera que un asesor inmobiliario pueda llevar a cabo tareas que suele realizar un agente, así como otras dentro de un campo más especializado:

asesor inmobiliario
  • Debe entender a la perfección la actividad comercial: en este aspecto nos referimos a las tareas que lo ligan de forma directa con un agente inmobiliario.
  • Debe tener las aptitudes de un negociador especialista.
  • Debe tener conocimientos de gestoría: al ser un gestor que funciona dentro del mercado inmobiliario puede relacionarse directamente con un agente inmobiliario, aunque sus conocimientos los convierten en una figura especializada como asesor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Descubre nuestras últimas publicaciones.

× ¿Cómo puedo ayudarte?