Diferencia entre precio de compraventa y escritura

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en email

Para formalizar la compra de un inmueble deben seguirse una serie de pasos, incluyendo el pago de la operación comercial y escriturar la casa. ¿Existe una diferencia entre precio de compraventa y escritura? ¿Es el mismo importe?

¿Qué es el precio de compraventa y el precio de escritura?

¿Hay diferencia entre el precio de compraventa y escritura? Es una de las preguntas que se hacen muchos compradoras antes de formalizar la adquisición de una vivienda. Empezamos por contarte que el precio de compra es el importe que tendrás que pagar, con tus ahorros o hipoteca, por una propiedad. Este precio lo establece el antiguo propietario, cuando se trata de viviendas de segunda mano; o la constructora o grupo cuando son viviendas de obra nueva.

Diferencia precio compraventa y escritura

Para formalizar la transacción, se firma un contrato de compraventa, por todas las partes que participan en la operación. La formalización del acto jurídico se realiza ante notario público y siempre y cuando se compruebe que el inmueble es susceptible de ser transferido. Además, se pagan los correspondientes impuestos asociados a la operación comercial y se emiten las escrituras de la casa.

La escritura pública es el documento que certifica quién es el dueño del inmueble ante las autoridades. Es decir, este documento se inscribe en el Registro de la Propiedad para que quede constancia de que tú, como comprador, eres el legítimo dueño del inmueble. ¿Cuál es la diferencia entre el precio de compraventa y de escritura? ¿Es el mismo precio?

Diferencia entre el precio de compraventa y de escritura

Debes saber que la escritura pública es un documento muy extenso que cuenta con muchos apartados y tecnicismos jurídicos. El notario público, antes de proceder a la firma del mismo, deberá leerte todas y cada una de las cláusulas redactadas. Si estás conforme, entonces se procede a firmar las escrituras que, después deberán firmarse y certificarse por el notario.

Pero mucho cuidado, pues no debe de existir diferencia entre el precio de compraventa y de escritura. Para que te hagas una idea, las escrituras son como una continuación del contrato de compraventa. En ellas se especifican las generalidades del inmueble (referencia catastral, ubicación, dimensiones, planos, etcétera); también se deja constancia del valor del mismo y cuánto es lo que se ha pagado por él.

El precio que pagas por el inmueble debe de coincidir con el importe que se especifica en las escrituras. No puede ser más ni menos. ¿Por qué? Porque si existe una diferencia entre el precio de compraventa y de escrituras podrías meterte en serios proeblemas cuando se trate de pagar impuestos.

Los impuestos de la compraventa de un inmueble

La compraventa de un inmueble acarrea numerosos gastos para las partes. Como comprador no solo debes pagar el importe de la vivienda, sino también los impuestos asociados a la transacción comercial; además, deberás pagar los honorarios del notario por la expedición de las escrituras y, por supuesto, el valor de las escrituras en sí mismo.

ambos importes deben coincidir

Dentro de los impuestos que deberás pagar se encuentran:

  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este es el impuesto que se paga por la compra de un inmueble de segunda mano y sirve para gravar la operación comercial. El importe varía en función de la Comunidad Autónoma y el valor de la casa.
  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Solo se paga cuando se trata de una vivienda de obra nueva y es siempre del 10% del valor del importe.
  • Plusvalía Municipal. Este importe corre por cuenta del vendedor del inmueble.

¿Por qué no debe haber diferencia entre el precio de compraventa y de escritura? Porque las autoridades tributarias y registrales miran con lupa las operaciones de compra y venta de inmuebles; como ya has podido comprobar, se pagan diferentes impuestos que se calculan, entre otros factores, con el valor de la propiedad como referencia.

Pero además de los impuestos que pagas al momento de comprar la casa, tendrás que declarar esta compra en el IRPF. Si pagaste más o menos del valor presentado en las escrituras públicas inscritas en el Registro de la Propiedad, pero hay constancia ante la Agencia Tributaria de que pagaste más o menos, puedes meterte en serios problemas.

El caso de las hipotecas

Otro de los motivos por los que no puede haber una diferencia entre el precio de compraventa y el de las escrituras se asocia directamente a la hipoteca. Si adquieres una propiedad, nueva o de segunda mano, a través de un crédito hipotecario, el banco participa en esta operación.

Para que puedas pedir una hipoteca, el banco te pedirá una serie de requisitos que debes cumplir además, estará muy al pendiente de las escrituras de la casa. ¿Y si los importes en la escritura y el préstamo no coinciden? La compraventa no se realiza. Pero también repercute considerablemente el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, que solo se paga cuando hay una hipoteca de por medio.

Antes de firmar la compraventa del inmueble y entregar la cantidad pactada con el vendedor, verifica que ambos importes se coincidan.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Descubre nuestras últimas publicaciones.

× ¿Cómo puedo ayudarte?