¿Qué es el certificado ITE?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en email

El certificado ITE o de Inspección Técnica de Edificaciones, es un documento que acredita que todo edificio, que tiene una antigüedad específica, reúne los requisitos de seguridad necesarios. ¿Cómo conseguir un certificado ITE? ¿Ante quién se tramita? ¿Cuándo es necesario solicitarlo?

Características del certificado ITE

El certificado ITE se solicita para registros o trámites de inmuebles y edificios con una cierta antigüedad por lo que, si deseas vender tu propiedad, es muy posible que tengas que presentarlo. Gracias a este documento es posible justificar los años que tiene la propiedad cuando se desea vendarla.

Cuando no se cuenta con un certificado ITE y se quiere vender la vivienda, es posible tramitarlo, pero es importante contactar con un técnico capacitado (arquitecto o ingeniero). Este deberá comprobar que las instalaciones y espacios del inmueble cuenten con los requisitos de seguridad necesarios para garantizar la tranquilidad y confort de los residentes.

reparaciones

Este certificado no solo deben solicitarlo las personas que desean vender su propiedad, también es indispensable para las comunidades de vecinos. En caso de no contar con este documento, es posible recibir una multa por un valor de hasta 6.000€. Es importante destacar que, el momento para pasar la ITE, depende de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre la vivienda. Este plazo de tiempo suele ocurrir a los 50 años, pero debe haber una serie de inspecciones cada diez años.

El precio para emitir el certificado depende también del tamaño de la propiedad y, por supuesto, de los honorarios del técnico. El importe puede ser de 60€ si se trata de una vivienda unifamiliar; este precio ronda los 500€ y 4.000€ cuando el certificado se emite sobre edificios de pisos. Sin embargo, el precio se divide entre los dueños de cada piso.

¿Cómo pasar la ITE?

El certificado ITE suele compararse con la ITV vehicular, por lo que suele emplearse el término «pasar la ITE». Esto se hace con la visita del técnico homologado contratado por el propietario de la vivienda. El experto (arquitecto, ingeniero), deberá comprobar elementos comunes de la propiedad; estos incluyen fachadas, muros, azoteas, instalaciones de fontanería, etcétera. Cuando se trata de un edificio de pisos, no es necesario que el técnico ingrese a las propiedades, a menos que él lo considere necesario.

Si después de la revisión el técnico considera que el edificio o vivienda cumple con todos los requisitos de seguridad y que está en buen estado, la ITE se aprueba. Cuando esto ocurre, es el propio técnico el encargado de tramitar los documentos necesarios ante las autoridades competentes. En el propio certificado se establece que el edificio deberá pasar la próxima revisión en diez años.

Pasos para obtener el certificado ITE

Lo primero es acudir a la Comunidad de Propietarios (en caso de que se trate de un edificio) y solicitar la revisión de la vivienda. Entonces se hace el encargo al ingeniero o arquitecto cualificado. Esta solicitud se hace al Ayuntamiento de la ciudad donde se encuentre la propiedad.

Certificado ITE

Dependiendo del tamaño del edificio, la revisión puede durar entre dos y tres días. Después, se hace la gestión y redacción del informe del ITE, y que deberá especificar las deficiencias que puedan detectarse en el edificio, así como su gravedad y el plazo que se otorga al propietario para hacer las reparaciones necesarias. Estos resultados deberán clasificarse de acuerdo al estado del edificio:

  • Muy graves
  • Graves
  • Leves
  • Sin deficiencias

Una vez que se tiene el informe, es necesario presentarlo ante las autoridades competentes. El trámite puede tardar entre uno y dos meses.

Requisitos

Para solicitar el ITE es necesario reunir una serie de requisitos:

  • Certificado o constancia de residencia para acreditar que el edificio lleva cierto tiempo en la ciudad.
  • Titularidad del inmueble.
  • Factura de luz o gas, a nombre de los habitantes del edificio
  • Cotizaciones derivadas del certificado.
  • Nómina de los propietarios del inmueble.
  • Emisión del notario de los servicios públicos.

ITE negativo

¿Qué ocurre si el certificado ITE es negativo o desfavorable y se quiere vender la vivienda? Para empezar, como ya se ha adelantado, el informe deberá realizarse durante los plazos establecidos para evitar que se apliquen multas. Además, puede haber otras consecuencias para el propietario como una denegación de hipoteca o una paralización del procedimiento de compraventa.

Cuando se trata de edificios con pisos, si uno o varios vecinos se niegan a realizar las reformas necesarias, en el plazo establecido (tres o seis años), podrían imponerse nuevas multas. Si se quiere vender la propiedad y el informe es desfavorable, es posible que las partes lleguen a un acuerdo para obtener la ITE favorable; las partes pueden acordar en las negociaciones quién haría las reparaciones o reformas (vendedor o comprador), para conseguir la ITE favorable.

Otra alternativa es bajar el precio de la vivienda y venderla como vivienda para reformar. Para ello es necesario notificar al Ayuntamiento y las personas interesadas en comprar el inmueble.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Descubre nuestras últimas publicaciones.

× ¿Cómo puedo ayudarte?