¿Cómo se hace la tasación online de una propiedad?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en email

La tasación online permite determinar el precio de una vivienda para poder ponerla en el mercado inmobiliario. Se trata de un valor estimado y que no sustituye, por ejemplo, a la tasación hipotecaria. ¿Quiénes hacen esta tasación online? ¿Son confiables? ¿Cómo se realizan?

¿Qué es la tasación online?

Cualquier bien puede ser tasado, incluyendo los coches, pero lo más habitual es que se realicen tasaciones sobre inmuebles: pisos, casas, chalets, fincas, etcétera. Además, de las tasaciones judiciales o hipotecarias. Las tasaciones inmobiliarias, en líneas generales, sirven para establecer el precio de una casa o local comercial, en un momento concreto.

tasación online

De lo anterior se desprende que el valor de las tasaciones solo es válido durante un período de tiempo determinado, pues se tienen en cuenta las fluctuaciones del mercado. De ahí que las tasaciones se utilicen para conocer el valor del inmueble y así poder ponerlo en venta o poder comprarlo.

La tasación online se lleva a cabo por una serie de herramientas y plataformas de Internet, que permiten realizar la estimación del valor de un inmueble desde el ordenador. Estas herramientas o plataformas pueden ser páginas web desarrolladas por múltiples compañías como empresas tasadoras, inmobiliarias y entidades bancarias.

¿Cómo funcionan las herramientas de tasación online?

El proceso de tasación online es muy sencillo. Basta con acceder a la web del sitio donde se va a realizar el procedimiento y rellenar un formulario con una serie de datos. Para ello es importante tener a mano la dirección exacta de la vivienda (lo más aconsejable es tal y como figura en el Registro de la Propiedad); además, la superficie de la misma en metros cuadrados y la distribución. En ocasiones, y dependiendo de la plataforma que se escoja, la tasación puede realizarse únicamente con la referencia catastral.

Una vez que se ha cumplimentado la información solicitada, es posible obtener el resultado de la tasación de forma inmediata. Estos primeros resultados arrojan un rango de precios de mercado para la propiedad; es decir, la colocan con un precio mínimo y un precio máximo de venta y, siempre y cuando la venta sea en condiciones normales.

¿Las tasaciones online son confiables?

Debes saber que los resultados de una tasación online son siempre una aproximación al valor de mercado de la propiedad. Además, muchas empresas y plataformas que ofertan este servicio, que suele ser gratuito, persiguen sus intereses. Por ejemplo, pueden inflar el valor de la propiedad para atraer a los propietarios y después, ser el propio vendedor quien se percate de que su inmueble se encuentra fuera de los rangos de precio del mercado; en consecuencia, debe bajarse el precio del inmueble.

Es destacable que estos servicios de tasación en línea utilizan fuentes diferentes de datos. Es decir, algunas se basan en los precios de otras viviendas que se publican en portales inmobiliarios; recuerda que el precio publicado no suele ser nunca el precio real de la vivienda, sino el precio de venta, es decir, el importe por el que el propietario decide publicarla. Después, es posible que ese precio disminuya al hacer la negociación con el comprador.

La tasación comparativa

La tasación tiene valor oficial, pero para ello es necesario que la haga un experto homologado por el Banco de España. Si estás pensando en vender a futuro y no quieres desembolsar aún los gastos de una tasación propiamente dicha, siempre puedes recurrir a la tasación online. Pero tienes otra alternativa: la tasación comparativa. Como su nombre indica, este tipo de tasación permite valorar la propiedad comparándola con otras viviendas similares.

La tasación comparativa puede ser un recurso complementario a la tasación online. Para poder realizarla debes tener en cuenta una serie de parámetros como la localización, el estado de la propiedad, otras viviendas similares y conocer el valor catastral.

tasación comparativa

Localización

Este dato es crucial para cualquier tipo de tasación. Lo más importante es saber dónde se encuentra el inmueble: en una capital de provincia, en otra zona urbana o en un pequeño pueblo. La distancia a la que se localiza el inmueble de la ciudad supone una diferencia en el precio; esta se mide en kilómetros.

En la localización también se contempla la ubicación de la vivienda dentro de una gran ciudad. Y es que no es lo mismo vivir en Madrid centro que en Legazpi, Usera o Vallecas. En la localización influyen, además, el número de habitantes, los servicios cercanos al inmueble, el transporte y la actividad de la zona.

Estado de la vivienda

En el estado de la vivienda se incluyen las dimensiones de la misma, es decir, la superficie construida. Una vez que se conoce el tamaño de la propiedad, se analiza la antigüedad de la misma; las viviendas más recientes no tienen el mismo precio que las viviendas con más de medio siglo. En este sentido, las viviendas reformadas tienen un precio mayor. Lo que se busca es que la propiedad sea segura.

La orientación, en el caso de los pisos, supone también un beneficio. Si es de interior y en entresuelo o primera planta, el valor disminuye. Por supuesto, aumenta si está más alejado del suelo o si tiene vistas hacia la calle, mar, etcétera.

Comprar con otras viviendas y valor catastral

Una vez que se han analizado todas las características de la propiedad, se compara con otros inmuebles. Para hacerlo, deberás entrar a un portal inmobiliario, buscar propiedades en la misma zona y anotar su precio.

El valor catastral puede tomarse como referencia para conocer el precio del inmueble. Este valor lo asigna el Catastro al inmueble teniendo en cuenta la construcción, el suelo y otros criterios municipales. Recuerda que este valor no representa el valor del mismo en el mercado, pero te ayudará para hacerte una idea.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Descubre nuestras últimas publicaciones.

× ¿Cómo puedo ayudarte?